Boton-Conocenos Boton-Recetas Boton-Familia Boton-Buenas-Ideas
Nuestra-Marca-Lineal
Lunes, 18 Abril 2022 10:11

Adiós a las contraseñas

Adiós a las contraseñas Adiós a las contraseñas. Supermercados Hiber

La futura identidad digital cambiará la forma en la que los ciudadanos nos relaciones tanto con las Administraciones Públicas como con entidades privadas. Suena a un futuro muy lejano, pero está más cerca de lo que creemos.

En un mundo cada vez más interconectado, la identidad digital de las personas tiene que adaptarse a los nuevos desafíos que plantean los nuevos paradigmas, especialmente los que se refieren a blindar la seguridad de todos los que estamos implicados. Después de estos últimos años, la forma que tenemos los ciudadanos de relacionarnos e identificarnos frente a terceros (ya sean Administraciones Públicas o entidades privadas) ha pasado en un corto espacio de tiempo de un mundo totalmente analógico, en el que llevábamos mil y un papeles o hacíamos todo con documentos como nuestro DNI, a una identificación digital que debe ser revisada y ampliada para responder a los actuales desafíos y, lo que es más importante, prepararnos para un futuro cercano en el que viviremos en un entorno totalmente digital.

El actual paradigma de la identidad digital se basa en un modelo centralizado que conlleva que a veces tengamos problemas de privacidad con la gestión de nuestros datos personales y lo difícil que nos lo ponen ya que la recomendación es que dispongamos de una contraseña por cada servicio digital del que somos usuarios.

Y, por si todo fuera poco, lo expertos nos avisan de que cuando los datos se centralizan, se convierten en un tarro de miel muy atractivo para el crimen organizado al ser un único punto al que atacar.

SICPA, que lleva trabajando años en el sector, considera que esta futura identidad digital supondrá una comunicación más fluida y eficaz.

“Con la identidad digital descentralizada cada ciudadano podrá disponer de todos sus datos en su smartphone. Esos datos serán credenciales digitales verificables que utilizarán en su identificación con las administraciones públicas, redes sociales, bancos etc. Todo se podrá guardar en el teléfono móvil en su billetero digital, almacenado y encriptado en una nube segura”, explica Fabian Torres, director de desarrollo de negocio de SICPA.

Este nuevo escenario nos facilitará la vida en dos direcciones. Primero porque es el primer paso para dejar atrás las olvidadizas y escurridizas contraseñas que hasta ahora nos han identificado de manera única con cada servicio que utilizamos. Y segundo, porque notaremos mejoras en la cuestión de la privacidad y la protección de datos. En este nuevo escenario cuando vayamos a identificarnos frente a terceros sólo tendremos que facilitar los datos que sean necesarios en cada momento. Ahora, por ejemplo, cuando damos nuestro DNI para que lo escaneen cuando llegamos a un hotel estamos entregando más datos de los que nos piden (como nuestro domicilio o lugar de nacimiento) y la Agencia Española de Protección de Datos ya ha alertado sobre ello.

La identidad digital descentralizada reforzará nuestra privacidad y nos permitirá que autogestionemos nuestra identidad, de forma que en cada momento decidiremos qué información exacta facilitamos en cada tramitación.