Boton-Conocenos Boton-Recetas Boton-Familia Boton-Buenas-Ideas
Nuestra-Marca-Lineal
Miércoles, 13 Octubre 2021 09:31

Donuts caseros

Donuts caseros Donuts caseros. Supermercados Hiber

La cocina es disfrute y si además podemos compartir el proceso de elaboración y la degustación del resultado, el momento ya es inigualable. Hoy te invitamos a hacer unos ricos y esponjosos donuts.

1 huevo

500 g de harina de fuerza

150 ml de leche

100 ml de agua templada

75 g de azúcar

50 g de mantequilla

25 g de levadura fresca

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 pizca de sal

 

Elaboración

De tal palo, tal astilla. Así que para que nos salgan unos donuts de quitarse el sombrero, nos hemos fijado en la receta de Joseba Arguiñano, que es un maestro en la materia.

La clave para que nos queden unos donuts esponjosos está en la masa. Para ello, disolvemos la levadura en un vaso con agua templada y leche hasta que se convierta en una pasta densa.

Luego, en un bol, vamos a ir mezclando los ingredientes. La harina, el azúcar y la sal. Cuando estén bien ligados, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y, a continuación, el huevo y la esencia de vainilla y mezclamos todo muy bien. Cuando esté todo bien mezclado, añadimos la levadura fermentada y la leche y mezclamos todo de nuevo.

Ahora sí, manos a la obra, hay que amasar hasta que quede una masa que no se pegue, a veces nos toca añadir un poco más de harina si se queda pegada a nuestras manos todo el rato.

Y en cuanto la tengamos, ha legado el momento de ir preparando nuestros futuros donuts. En una superficie enharinada o sobre papel de horno se forma una bola con la masa, se introduce en un bol y se tapa con film transparente. Tienes que dejarla reposar hasta que duplique el tamaño.

Cuando ocupe el doble, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo y se deja un grosor de unos dos dedos o 1,5 cm más o menos. Cuando la tengamos, es el momento de darles forma. Puedes ayudarte de un cortapastas o, en su defecto, de un vaso y un tapón de botella, por ejemplo. Se colocan todos los círculos en una bandeja y de nuevo repetimos la operación de taparlo con un film transparente hasta que casi dupliquen su tamaño.

Cuando estén listos, se pueden freír en abundante aceite o introducirlos al horno unos 15 minutos a 180ºC.  En los dos casos, puedes añadirles el glaseado que más os guste cuando se enfríen un poco.