Boton-Conocenos Boton-Recetas Boton-Familia Boton-Buenas-Ideas
Nuestra-Marca-Lineal
Jueves, 11 Noviembre 2021 09:35

Sardinas marinadas

Sardinas marinadas Sardinas marinadas. Supermercados Hiber

Hoy más que con una receta al uso (que también), vamos con una técnica. ¿Os gustan las sardinas en casa? La verdad es que son buenísimas y hacer un buen marinado puede ayudarte a darles un toque perfecto.  

Ingredientes

Sardinas al gusto. Dependiendo de cuántos seáis.

Sal gorda.

2 limones

Aceite de oliva virgen extra o vinagreta

 

Elaboración

Si te has fijado en los ingredientes, hemos optado por una de las posibilidades más sencillas, aunque también se pueden marinar con tomate o cítricos, por poner otros ejemplos. Antes de comenzar, el primer paso para hacer esta y cualquier otra receta es elegir una buena materia prima.

Nuestro consejo es que escojas sardinas de tamaño medio para que cojan sabor y sean deliciosas como aperitivo, comida o cena. Si en tu pescadería te las venden limpias, ya te has ahorrado un paso, si no es así, tienes que quitarles las escamas y retirarles la cabeza, las raspas y las tripas. Te quedarán los lomos unidos por la cola.

Ahora ya, vamos con el marinado. Coge una bandeja o recipiente profundo (te sirve también un bol) y cubre el fondo con sal gorda. Si quieres puedes añadir un poco de guindilla o ajo picado. Cuando esté lleno de sal, coloca los lomos de las sardinas encima de forma que la piel se quede hacia arriba. Y, cuando estén, cúbrelas de nuevo con más sal. Antes de echarles más sal, si quieres, puedes exprimir el jugo del limón por encima. Tienes que repetir la operación poniendo más sardinas encima y tapándolas de nuevo con sal.

Cuando hayas hecho todas tus capas, cubre el recipiente con papel transparente y mételo a la nevera como mínimo una hora, si puede ser más, mejor (hasta 3 horas está bien). Pasado este tiempo, se sacan y se limpian bien con agua para quitarles la sal. Lo mejor es que las dejes sobre papel de cocina para que se sequen.

Y ya, de toque final, solo nos queda colocar todos los lomos en una fuente grande, con la piel hacia arriba y cubrir las sardinas completamente con aceite de oliva virgen extra, aquí hay quien prefiere cubrirlas con una vinagreta, para gustos colores.