Boton-Conocenos Boton-Recetas Boton-Familia Boton-Buenas-Ideas
Nuestra-Marca-Lineal
Lunes, 11 Junio 2018 17:06

Pastel ruso

Pastel ruso Pastel ruso. Supermercados Hiber

De vez en cuando está bien salirse de lo típico y buscar nuevas recetas. Este postre, originario de Aragón y otros lugares de España no es para principiantes, pero está riquísimo. 

Ingredientes:

5 claras de huevo,

50 gramos de harina,

150 gramos de azúcar,

200 gramos de almendra molida (también existe la harina de almendra).

Para el relleno, se puede optar por una mousse de praliné (ya preparada, que sería nuestra recomendación para facilitar la elaboración de la receta) o hacerla con:

150 gramos de azúcar,

100 gramos de avellanas molidas,

agua 1 ½ dl.

200 gramos de mantequilla.

Elaboración:

El primer paso es montar, lo que sin serlo, podríamos denominar “bizcocho”. Para ello, se montan las claras con 50 gr. del azúcar y se mezclan muy bien, las almendras molidas con la harina y el resto del azúcar. De modo que cuando las claras estén a punto de nieve, les sumamos esta última mezcla.  

Una vez tengamos la masa, la extendemos (a poder ser en dos bandejas, para tener la base y la tapa del pastel) con papel de horno para que no se pegue y lo ponemos a cocer unos 20 minutos a unos 170ºC.

Si no has comprado la mousse de praliné ya preparada, para hacer el relleno interior, el primer paso es hacer un almíbar con el azúcar y el agua. Si nunca has hecho almíbar es muy sencillo, se coge una taza de café de azúcar y otra de agua y en una cacerola se disuelve el azúcar en el agua a fuego medio unos 15 minutos sin dejar de remover para que no caramelice.

En el vaso de la batidora, echamos la mantequilla blanda y añadimos poco a poco el almíbar que acabamos de preparar (cuando esté templado) y, por último, agregamos las avellanas molidas. Se bate todo bien y se deja en la nevera.

Cuando coja cuerpo, lo extendemos sobre una de las capas de “bizcocho” y la otra la usamos de tapa. Entonces, puedes espolvorear al gusto con azúcar glas y lo ideal es volver a meter el pastel en la nevera porque se conserva frío y está rico si se toma fresco, a unos 13-15ºC. 

 

¿Lo has comido alguna vez?